Qué materiales utilizar

Qué materiales utilizar

En el año 2000 aparecía una película de submarinos la mar de interesante (lo de «la mar» viene que ni pintado). Protagonizada por Matthew McConaughey (por ahí estaba también el cantante Jon Bon Jovi) contaba la historia de un grupo de soldados estadounidenses que intentan conseguir la máquina enigma que se encuentra en un submarino alemán averiado. Las cosas no salen bien y el grupo debe encargarse de dirigir el submarino nazi (que tiene todos los comandos escritos en perfecto alemán) hasta llegar a una zona segura y pedir protección a sus aliados. Por cierto, la película se llama U-571 en honor al nombre que portaba el submarino nazi. Es una película llena de tensión y bien dirigida por Jonathan Mostow, que también dirigió Terminator 3 (mejor no hablar mucho de ella). Uno de los mayores problemas que puede tener un submarino (y más aún teniendo en cuenta que estaban en guerra) es que se encuentren brechas en el casco. La presión que recibe el casco a altas profundidades es muy elevada, y esas brechas pueden hacer que el submarino se hunda. Los ingenieros pensaron muy bien cómo construir los cascos de los submarinos y qué materiales utilizar. Hablamos de cascos, en plural, porque los grandes submarinos poseen dos: el casco exterior (o casco ligero) que es el que le da forma y no tiene que soportar presión y el casco de presión, que es el que sí tiene que soportar la diferencia de presión entre la presión del mar y la presión atmosférica del interior del submarino.

En las obras de impermeabilización no vamos a enfrentarnos a presiones tan extremas, pero también debemos pensar muy bien qué materiales utilizar teniendo en cuenta la humedad de la zona y su climatología. Con tantas telas asfálticas a nuestra disposición deberemos analizar sus propiedades y decidir si utilizar una lámina asfáltica autoprotegida y con qué acabado. Y o solo debemos pensar en qué materiales utilizar en el caso de las láminas asfálticas, también en aquellos productos que prepararán la superficie sobre la que las colocaremos.

No hay duda de que en materia de filtraciones, los ingenieros de los submarinos (antiguos y modernos) son unos maestros.