No me gusta la cerveza

No me gusta la cerveza

La ciencia y la tecnología son como las cervezas. Si no te gustan es que no las has probado lo suficiente. Leí esta frase en un blog, y me hizo gracia. Sobre todo porque no me gusta la cerveza (fijo que acabo de perder algunos seguidores, pero es así). Esto nos da para hablar un poquito. Hay muchas cosas en la vida que de primeras no nos gustan: los guisantes (puede haber alguna excepción), el hermano feo de los Calatrava (que luego era súper simpático) o el episodio piloto de Person of Interest (una maravilla de la televisión). Pero les dimos una oportunidad, y menos mal. Los guisantes nos otorgan vitaminas C, K, A y algunas del grupo B entre otras, Francisco Garcia Lozano es un gran humorista y no puedo hablar más que maravillas de la serie Person of Interest , en cuanto pasa la primera temporada es una vorágine, excelente y muy recomendable. Hay que dar segundas oportunidades, y terceras o cuartas si es necesario. Hoy en día vivimos en un mundo en el que a menudo se ve cierta desgana para realizar trabajos por no ser nuestro trabajo soñado. Hay quienes empiezan a trabajar un día y al siguiente ya se han marchado. Es normal que si entramos nuevos en un trabajo estemos un poco descolocados. Quizás nos pidan que les pasemos un bote de impridan 100 y nos preguntemos, ¿qué es eso? Pero si preguntamos, nos fijamos y ponemos interés aprenderemos a disfrutar de nuestro trabajo. Entonces sabremos que el bote que nos pedían era de una pintura asfáltica para superficies poco porosas que ayuda a la adherencia de la tela asfáltica que va después.

Es cierto, no me gusta la cerveza, y es cierto, no la he probado lo suficiente. Pero un trabajo es mucho más importante que una cerveza fresquita en verano (y acabo de perder más seguidores). Así que antes de decir no me gusta la cerveza, no me gustan los guisantes o no me gusta mi trabajo, dales otra oportunidad. No te arrepentirás.