Medidas Impermeabilizantes

Medidas Impermeabilizantes

El verano de 1999 las salas de cine recibían una película que marcaría un antes y un después en el séptimo arte (al menos en lo que respecta a la forma de rodar las escenas de acción). Matrix revolucionó el concepto de cine de acción, de hecho, la escena en la que Neo (interpretado por Keanu Reeves) esquiva las balas que dispara el agente Smith (Hugo Weaving) se aplicó en más de 20 películas entre 1999 y 2002. Cuenta con dos secuelas (Matrix Reloaded y Matrix Revolutions) que convierten esta saga en una trilogía que hace las delicias de los amantes de la ciencia ficción. En la tercera entrega (Matrix Revolution) La pelea final entre Neo y el agente Smith tiene lugar en la ciudad bajo una intensa lluvia. Tal era la cantidad de agua que caía encima de los actores que prácticamente no tenían visibilidad. Incluso llevaban un impermeable bajo la ropa. También hay una curiosidad respecto a las gotas de agua: para conseguir los efectos deseados (como el del puño de Neo recorriendo el espacio entre él y el agente Smith y arrastrando tras de sí esas gotas de lluvia) éstas se crearon más grande de lo habitual.

Si en la realidad existieran gotas tan grandes o tuviéramos que vérnoslas con una tormenta de ese calibre, nuestras medidas impermeabilizantes se verían en serios apuros. Aún y así, si hemos hecho un buen trabajo preparando bien la superficie, colocando una buena lámina asfáltica con una protección de geotextil como el danofelt py 200 y hemos rematado muy bien las uniones y las terminaciones, no deberíamos tener ningún problema a la hora de hacer frente a las humedades, por grande que sea la tormenta. Dentro de las medidas impermeabilizantes (y si la zona lo permite) también es importante dotar a las cubiertas de cierta inclinación para evacuar el agua a las canalizaciones realizadas.

No sé cómo serían las medidas impermeabilizantes en el plató de dirección, pero no tuvo que ser nada fácil. Como en las películas de Matrix, en las obras también sucede lo mismo: «todo lo que tiene un principio tiene un final».