Materiales impermeabilizantes

Materiales impermeabilizantes

«Es más largo que el campo de fútbol de Oliver y Benji«. Este pequeño chiste hace referencia a aquellos dibujos animados de los noventa (aunque originalmente se empezó a emitir en 1983) que empezaron a dar en una joven Telecinco. Era la historia de un joven apasionado del fútbol, un deporte con el que disfrutaba. En un momento de la serie, este joven protagonista, Oliver Aton, conoce a otro chico que, como él, es un as del balón, Tom Baker. Durante los siguientes capítulos congenian de tal modo en el campo que se les llega a llamar «la pareja de oro», por la calidad de sus pases y como se entienden durante el juego. ¿Y que tienen esto que ver con la impermeabilización? Buena pregunta. El caso es que los materiales impermeabilizantes son muy diversos y  abarcan un gran abanico de posibilidades. Estos materiales impermeabilizantes van desde las conocidas telas asfálticas hasta las magnificas cubiertas tipo deck, pasando por las distintas pinturas, emulsiones e imprimaciones que existen en el mercado. Muchos de estos productos combinan a la perfección (como la pareja de jugadores mencionada al principio), y se han creado buscando precisamente ese objetivo.

Pongamos como ejemplo la emulsión bituminosa Curidan de Danosa. Esta emulsión tiene como objetivo preparar las superficies sobre las que después se colocaran laminas bituminosas que deben ir soldadas en su totalidad. De ahí la importancia de imprimar toda la superficie. Este tipo de emulsiones bituminosas se enfocan sobre todo en superficies porosas, son fáciles de aplicar y muy duraderas. Como vemos son una opción excelente para facilitar la adherencia de las láminas bituminosas que se colocarán después y trabajan de maravilla como conjunto impermeable.

De todos los materiales impermeabilizantes, sólo nos hemos centrado en un tipo de emulsión, pero existen muchos más que, como los ya mencionados, combinan a la perfección con un sólo objetivo: meterle un gol a las humedades y filtraciones.