La organización en los trabajos de impermeabilización

La organización en los trabajos de impermeabilización

Últimamente se han puesto de moda los programas de televisión basados en el mundo de la cocina. Como en el caso de los programas basados en cantantes, son situaciones en las que no tengo ningún tipo de opción (tengo poquita voz pero desagradable). Como en muchos otros lugares, en la cocina se debe tener una buena organización. No basta con sólo tener conocimientos teóricos sobre cómo funciona todo (tiempos de cocción, salsas, frituras), el orden en que se realizan las labores debe estar muy medido.

Como en la cocina, la organización en los trabajos de impermeabilización también debe tenerse muy en cuenta. Qué tipo de cubierta se va a construir, cual es su objetivo, ¿será una cubierta transitable para vehículos o una cubierta no transitable con protección de grava? Según el tipo de cubierta se tendrán en cuenta diversos factores que contribuirán a la buena colocación de las mismas. En el ejemplo que mencionábamos, no se deben tener en cuenta las mismas cosas. En las cubiertas transitables se cuenta con el paso de gente y vehículos, cosa que no ocurre en las no transitables, aquellas a las que sólo accederán quienes la están construyendo y, en el futuro, quienes se encargarán del mantenimiento. En este último caso la organización en los trabajos de impermeabilización incluiría, por ejemplo, el tipo de grava que se va a utilizar (debería ser canto rodado y sin aristas con una granulometría de entre veinte y treinta milímetros), la altura desde la que se verterá (para evitar dañar la membrana), la pendiente de la cubierta (no debe exceder el 5% para evitar deslizamientos), la colocación de una capa separadora anti punzante de geotextil entre la membrana impermeabilizante y la capa de grava… Como vemos son muchos los detalles a tener en cuenta. Si se organiza correctamente, el trabajo se realizará de la forma adecuada y se conseguirá el efecto deseado, una cubierta impermeable y resistente.

La organización en la cocina, la organización en los trabajos de impermeabilización, la organización incluso en la mesa de estudio de nuestra casa… ser organizados nos permite trabajar de forma ordenada, limpia y eficiente. ¿Y quién no quiere a alguien así?