Hagas lo que hagas hazlo bien

Hagas lo que hagas, hazlo bien

«Hagas lo que hagas, hazlo bien». Esta frase la dijo el decimosexto presidente de los Estados Unidos de América, Abraham Lincoln.

Su mandato fue bastante complicado ya que tuvo que encargarse de liderar a los Estados Unidos durante uno de los conflictos más sangrientos de la nación, la guerra de Secesión, una guerra civil que se libró desde 1861 a 1865. Según los académicos, una de las principales causas de esta guerra civil era la esclavitud.

Como parte del partido republicano, Abraham Lincoln (que hasta entonces había ejercido de abogado) se propuso erradicarla.

La abolición de la esclavitud quizá fue uno de sus mayores logros, junto a la preservación de la Unión (nombre que se dio a los estados del norte formado por 20 estados libres que deseaban abolir la esclavitud y cinco estados fronterizos esclavistas que se les unieron), el fortalecimiento del estado federal y la modernización de la economía.

Sin duda, su frase «hagas lo que hagas, hazlo bien» tiene mucho más sentido ahora.

Traslademos la frase de este famoso presidente estadounidense a nuestro trabajo del día a día. Todos tenemos que esforzarnos por realizar bien nuestro trabajo.

Debemos estar concentrados y seguir las instrucciones de nuestros encargados para que todo salga de la manera deseada.

Si somos trabajadores en una empresa de colocación de telas asfálticas tenemos que ser concienzudos a la hora de limpiar las zonas sobre las que irán las láminas, utilizar bien los productos de imprimación y cuidar de las herramientas que la empresa ha puesto a nuestra disposición.

A la hora de colocar las láminas asfálticas debemos hacerlo con cuidado y rematando bien las juntas y los encuentro con las zonas verticales.

No hacer bien el trabajo (por desidia o por falta de atención) se traduce en problemas de humedades y filtraciones en el futuro, lo que dejaría en mal lugar a la empresa.

Así que no lo olvides, «hagas lo que hagas, hazlo bien».