El orden en los trabajos de impermeabilizacion

El orden en los trabajos de impermeabilización

El orden de los factores no altera el producto. ¿Recordáis esta frase? La aprendemos en el colegio cuando empezamos a sumar y multiplicar. Es lo que se llama propiedad conmutativa o conmutatividad. Aunque esta frase se utiliza sobre todo en matemáticas, su significado se ha ampliado en el vocabulario actual y en ocasiones la utilizamos en entornos que poco tienen que ver con las matemáticas. Lo utilizamos para dar a entender que da lo mismo que hagamos las cosas de una u otra manera ya que el resultado será el mismo. Pero esta regla no es aplicable en todo campo de la vida. Hay resultados que si se ven afectados dependiendo del orden en que se realizan las acciones. Esto es especialmente importante a la hora de realizar trabajos de impermeabilización. El orden en los trabajos de impermeabilización es importante ya que antes de colocar una lámina asfáltica se deben seguir unos pasos previos para que la colocación sea la adecuada. En una obra de este tipo, el orden en los trabajos de impermeabilización empezaría con la limpieza de la zona a tratar. Obviamente antes hemos tenido que localizar el problema, en caso de ser un arreglo por filtraciones de agua y humedades. Una vez bien limpia y seca la zona, es probable que sea necesaria la aplicación de alguna capa de imprimación o incluso una capa de alguna pintura impermeabilizante del estilo revestidan finish. Con la zona limpia y la imprimación aplicada ya podemos seguir con otros elementos como pinturas elastoméricas o la colocación de telas asfálticas. Como vemos es muy importante el orden en los trabajos de impermeabilización, no tendría ningún sentido aplicar la imprimación sobre la tela asfáltica, por ejemplo. Por lo tanto, en el día a día no siempre se ven esas propiedades conmutativas, reservémoslas para las sumas y las multiplicaciones.