Efecto dominó

Efecto dominó

Todavía recuerdo cuando le cogía las fichas del dominó a mi abuelo, no para jugar al dominó sino para colocarlas en fila y luego darle un golpecito a la primera para que el resto cayera seguido. Aún hoy sigo haciéndolo (con mi hija) pero es cierto que el efecto dominó tiene algo de hipnótico. Ver como un pequeño gesto puede hacer tantos cambios. Eso ocurre también con nuestras decisiones. Girar a la derecha o a la izquierda en un momento puntual puede hacer que un coche nos atropelle o que nos paremos a tomar un café. Suele decirse que somos el resultado de nuestras elecciones, y eso en parte es cierto. Aunque hay otras variables incontrolables que nada tienen que ver con nuestras elecciones, lo cierto es que cuanto mejor decidimos más probabilidades hay de que nos vaya bien. Esto es aplicable en nuestras elecciones dentro de nuestro trabajo. En los trabajos de impermeabilización tenemos muchas opciones y materiales a nuestra disposición, conocerlos bien nos ayudará a elegir bien. Si estamos realizando una rehabilitación en impermeabilizaciones que se han deteriorado por el paso del tiempo o por la meteorología es probable que pensemos en utilizar un geotextil no tejido como el danofelt py 150, ya que este material funciona muy bien como capa separadora entre la lámina antigua y la nueva. Una buena elección del material facilita los trabajos futuros. Si, por el contrario, no lo elegimos bien, los problemas no tardaran en aparecer. Como vemos, este efecto dominó del que hablábamos al principio, no tiene por qué ser negativo. Las buenas decisiones nos llevan a finales positivos, así que decidamos bien.

Si os gusta el efecto dominó, podéis encontrar vídeos chulísimos en internet sobre el domino day. Es espectacular lo que se puede hacer con fichas de dominó de colores.