Cría fama y échate a dormir

Cría fama y échate a dormir

«Cría fama y échate a dormir». Este famoso refrán español que data de 1540 nos recuerda algo que suele ocurrir y que es digno de tener en cuenta: cuando nos creamos una reputación es muy difícil poder cambiarla. Esto tiene tintes positivos y negativos, dependerá de la reputación que nos hayamos ganado.  Si hemos demostrado ser personas responsables y confiables, no debemos demostrarlo de nuevo durante bastante tiempo, pero si nuestra fama es de holgazanes o impuntuales, cambiar esa visión de nosotros va a ser muy difícil. El refrán  «cría fama y échate a dormir» podría utilizarse también para hacer referencia a empresas que, mediante sus productos, también han conseguido que se confíe en ellas. Los productos que crean se han utilizado y sus beneficios han sido tan obvios que no dudaremos en volver a contar con los mismos proveedores en trabajos posteriores. Pensemos, por ejemplo, en el geotextil no tejido a base de poliéster danofeltpy 150 de Danosa. Ha resultado muy útil como capa separadora tanto en cubiertas planas transitables como en las no transitables, en la rehabilitación de impermeabilizaciones que se han deteriorado con el tiempo, como refuerzo de estructuras y protector impermeabilizante en piscinas. También es útil para evitar la mezcla de materiales de plantación y para facilitar el asentamiento de terrenos en jardines. La razón por la que este tipo de material es tan útil es por las ventajas que ofrece. Evita que haya adherencia o agresiones entre dos materiales distintos y es muy resistente tanto a las inclemencias del tiempo como a las sustancias activas que se encuentran en el suelo. Es muy adaptable por lo que es fácil de instalar. Además tiene una gran durabilidad y tanto la duración de la obra como su coste se ven minimizados.

En el caso de este material, «cría fama y échate a dormir» es algo positivo y que, de momento, perdurará durante mucho tiempo en nuestros trabajos de impermeabilización.